Ollas de Cocción Lenta

Las ollas eléctricas de cocción lenta fueron diseñadas para cocinar alimentos a bajas temperaturas por un largo período de tiempo. Comparándose con los calderos de nuestras abuelas y tatarabuelas, donde realizaban esos platos a fuego lento por muchas horas, llenos de sabor, vitaminas que curaban cualquier resfriado y que reconfortaban nuestra alma. Son excelentes para guisos, estofados, sopas y cortes de carne grandes y duros. Te ofrecen una excelente alternativa a la cocina diaria, si no cuentas con mucho tiempo para cocinar y no quieres sacrificar la buena comida hecha en casa. Si cuentas con una de estas ollas programables, puedes cocer preparaciones mientras estás fuera de tu hogar, o incluso si duermes, y mantenerlas calientes hasta que desees consumirlas, lo cual es una gran ventaja. 

PROS Y Contras de las ollas de cocción lenta

Ventajas

AHORRAS TIEMPO. Las ollas de cocción lenta te ahorran tiempo ya que las pones a funcionar y solo tienes que esperar a que la comida esté lista. De manera que no tienes que sacrificar comer rico y saludable si tienes una vida ajetreada. Con un mínimo de organización, tu comida te esperará todos los días.

AHORRAS DINERO.  Aunque estas ollas están muchas horas funcionando son muy eficientes en su consumo de energía y usan resistencias de baja potencia. Resultando un modo de cocción muy económico.

ENSUCIAS MENOS. Estas ollas se limpian muy fácil y además el tipo de cocción genera pocos olores, vapores, salpicaduras y grasitud.

SALUD. Beneficiate de las vitaminas, minerales y colágeno de tus alimentos. Este metodo de coccion es capaz de extraer estas propiedades de tus preparaciones como ningún otro. 

Desventajas

FRAGILIDAD DE LA OLLA. Puede sufrir de rayaduras y descascaramiento si no se trata con cuidado o sufre golpes. Por lo que es recomendable no usar instrumentos punzantes que puedan dañarla durante su utilización.

FITOHEMAGLUTININA: Es una toxina que se encuentra en ciertas legumbres como judías rojas (kidney beans) que solo se elimina con una cocción de varios minutos a fuego alto. Por lo que si vas a cocinar este tipo de alimentos asegúrate de cocinarlos a temperatura alta por 10 o 15 minutos antes de someterlos a la Slow Cooker.

Escogiendo tu mejor Olla Eléctrica de Cocción Lenta. Guía de Compra. Puntos a Considerar

  • Capacidad. La capacidad de las mismas comienzan en 1.5 cuartos perfectas para 2 comensales, 4 cuartos para 5 comensales, 6 cuartos para 7 comensales, 8 cuartos para 10 y alcanzando los 10 cuartos como para 12 o más comensales. Aunque debes tener en cuenta que para el correcto funcionamiento de las ollas según los manuales de uso de los fabricantes no se debe sobrepasar 1/2 a 3/4 de la capacidad. Para obtener mejores resultados y evitar derrames.
  • Tapa. La mayoría de las ollas de cocción lenta cuentan con una tapa transparente que permite observar el progreso y manipular los alimentos durante la cocción, lo cual es muy práctico. Las tapas que se bloquean en algunos modelos, pueden ser muy convenientes para que no se derramen las preparaciones mientras son transportadas a una reunión, fiesta o salida. Hay algunos modelos que tienen un asa en la tapa para fácil transporte.
  • Olla. En su mayoría son de forma ovalada, lo que hace más fácil acomodar cortes de carnes grandes o costillas. Los materiales mayormente son en cerámica, aunque también hay modelos con olla de acero inoxidable y con material antiadherente.
  • Accesorios. Cuantos más te incluya el modelo que buscas mejor. Estos te permiten más opciones de cocción y comodidad. Tales como una cesta para cocinar al vapor o una parrilla para asar como también podría ser un bolso de transporte.
  • Complementos adicionales. Algunos modelos traen sondas de temperatura, las cuáles se insertan en la pieza grande de carne, entonces eliges la temperatura que deseas qué alcance, y cuando lo hace, la olla sola cambia de configuración y pasa a mantener caliente la preparación. También con este complemento, algunos modelos, vienen con la función de cocinar con el método sous vide. Los modelos más costosos de las ollas programables de cocción lenta, que además son multifuncionales, pueden tener una o más de las siguientes funciones, tales como cocinar al vapor, saltear, hacer arroz, yogurt y hasta hornear. De acuerdo a tus intenciones para su uso puedes incluir una o más de estas funciones a tu búsqueda.
  • Conveniencia. La facilidad para operar sus controles y limpieza son puntos muy importantes a considerar cuando piensas en comprar una olla de cocción lenta. Ten en cuenta que los controles táctiles son más fáciles de limpiar que las perillas. 

Tipos de Ollas de Cocción Lenta

Programables, Manuales y Multifuncionales

Programables. Cuentan con controles electrónicos y un temporizador que te permiten elegir el tiempo de cocción el cual puede ser hasta 24 horas en incrementos de 30 minutos. La pantalla digital indica el tiempo restante de cocción. Mantiene la misma temperatura con un ajuste automático. Hay modelos que también permiten utilizarla en forma manual. Los precios comienzan en los 50 dólares y alcanzan los 170 dólares.  

Manuales. Básicamente cuentan con el botón de encendido y sólo puedes elegir la configuración Alta, Media o Baja para comenzar a cocinar. Por lo que deberás controlar el tiempo que tu olla esté en funcionamiento. Hay algunas de estas ollas que mantienen la comida caliente, pero tú deberás cambiar la configuración a éste modo, cuando lo necesites. Los precios comienzan en los 30 dólares y alcanzan los 60 dólares.

Multifuncionales de cocción lenta. Además de la función para cocinar lento, también realizan otras tareas como saltear, cocinar al vapor, hacer arroz y mantener la comida caliente. Modelos más costosos te permiten además hacer yogur y hornear. Los precios comienzan en los 80 dólares y alcanzan los 180 dólares.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *